Se encuentra usted aquí

Intervenir en la escuela secundaria acompañando a los y las adolescentes en el cuidado de su salud

Imaginemos una adolescente con atraso menstrual y dudas respecto de un posible embarazo. Esta situación no resulta ajena al paisaje cotidiano de las escuelas secundarias. La consulta o el comentario puede llegar de modo directo o no, tal vez a través de una amiga que pregunta algo al pasar a la preceptora, a la tutora, o a quien le inspire confianza dentro de la escuela. Sea cual fuera el emisario y en lo que a los adultos respecta, lo importante es conocer que siempre existen señales. Hay que estar atentos y disponibles, ya que la inquietud puede viajar por variados canales nunca predecibles. Este instante, en su aparente simpleza, está atravesado por multiplicidad de dudas, seguramente tanto de la joven como del adulto o adulta que recibe el mensaje: carga de ansiedad, sentimientos y deseos encontrados. Debido a esto sucede que muchas veces, en función del desconocimiento, estas dudas o inseguridades retrasan el acceso autónomo, con garantía de confidencialidad y de modo contenido a la realización de un test de embarazo gratuito en un centro de salud.

En los últimos años, la Argentina cuenta con marcos normativos que establecen la plena ciudadanía de cada adolescente en tanto sujeto de derecho. Sin embargo, la nueva legislación, si bien necesaria, resulta insuficiente para materializar la nueva condición de cada joven. La experiencia diaria confirma que los adolescentes desconocen la existencia de los recursos disponibles y el trabajo en escuelas y centros de salud confirma la escasa demanda de los mismos. Las instituciones de educación y de salud son instrumentos del estado con la responsabilidad de aportar al desarrollo de las personas y cumplir con la obligación que demanda acompañamiento responsable en el ejercicio de sus derechos, cuestión particularmente aplicable al período de la adolescencia. La ocasión es propicia para desprenderse de reproches tales como “Salud no hace esto, Educación no hace lo otro”. Es momento de superar dicotomías entre campos con prácticas en las que chicos y chicas son mirados, analizados y etiquetados según perspectivas parciales.

Trabajamos en la instalación de un espacio articulador de acceso directo para adolescentes: la asesoría o la orientación en salud dentro de la escuela. Los ejemplos con la salud sexual son paradigmáticos y ayudan a dimensionar de qué se trata y cómo podría funcionar esta nueva figura de “orientación”. Por este medio buscamos que cada adolescente acceda al ejercicio de su derecho y que la confianza y cercanía que algunos adultos ofrecen en el ámbito escolar se enriquezca y se potencie en articulación con profesionales del ámbito de la salud. No se trata de realizar tests de embarazos en la escuela sino de generar, desde las escuelas, las condiciones para que junto al sistema de salud se asuma un acompañamiento profesional y responsable. Si bien cada adolescente es el destinatario inicial, también cada escuela tendrá la oportunidad de crear sus redes profesionales y comunitarias a partir de la descompresión que implica entrenarse en la corresponsabilidad.

 

Fernando Zingman es Médico, Especialista en Pediatría y Adolescencia. Es Docente del curso Escuela secundaria y políticas de cuidado: interfaces entre educación y salud. Especialista en Salud, UNICEF Argentina. Ex Coordinador del Programa Nacional de Salud Integral en la Adolescencia del Ministerio de Salud de la Nación. Maestrando en Ciencias Sociales y Salud (CEDES/FLACSO). Maestrando en Administración de Servicios y Sistemas de Salud (FM-UBA). Titular de Planta Servicio de Adolescencia del Htal. Dr. Cosme Argerich. Miembro Titular de la Sociedad Argentina de Pediatría. Ex Residente de Pediatría y Ex Jefe de Residentes del Hospital de Niños “Pedro de Elizalde”. Ex Residente en la Residencia post básica en Pediatría Ambulatoria del Hospital de Niños “Ricardo Gutiérrez”.

 

Dora Niedzwiecki es Docente, Psicopedagoga, Diplomada Superior en Ciencias Sociales con mención en Gestión Educativa y Magister en Ciencias Sociales (FLACSO). Actualmente realiza su tesis doctoral en FLACSO sobre temas referidos a la Educación Media y la política educativa. En el Área Educación de FLACSO dirige el curso Escuela secundaria y políticas de cuidado. Interfaces entre educación y salud y coordina el Núcleo Vida cotidiana y escuelas: políticas de intervención en la nueva secundaria argentina. Desarrolló tareas de docencia en el Diploma Superior en Gestión de las instituciones educativas. Ha participado en el armado del Seminario La Educación Secundaria: principales temas y problemas en perspectiva latinoamericana. En el Instituto Nacional de Formación Docente (INFD) es responsable de contenidos en la Especialización Superior en Educación y TIC y miembro del Comité Académico Asesor de las Licenciaturas en Enseñanza de la Física, de la Matemática y de la Química que dicta la Facultad Regional Avellaneda de la UTN. Realiza asistencias técnicas en organismos nacionales e internacionales con equipos técnicos y funcionarios, capacitaciones a equipos de conducción de escuelas medias, tutores y preceptores. Desde 1998 trabaja en la escuela de capacitación docente del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CePA) con directivos, tutores y preceptores.

 

Investigadores relacionados